Proyecto Escénico sobre los Rezos Sacerdotales de México

DSC00092

Central en este trabajo es la experimentación sonora con la voz humana, expresando en un lenguaje actual elementos de la prosodia, ritmificación, entonación y acentuación de las manifestaciones poético-músico-religiosas de México, especialmente aquellas más ligadas a la expresión ancestral.

La tradición oral tiene como misión conservar conocimientos ancestrales a través de cantos, rezos, conjuros, discursos o relatos, que transmiten y reflejan […] la persistencia del mundo religioso y artístico prehispánico”(Carlos Montemayor, Arte y Plegaria en las Lenguas Indígenas de México, Fondo de Cultura Económica, 1999). En este sentido, el empleo de fórmulas cerradas, repetitivas, es importante, ya que garantiza la perpetuación en el tiempo y en el espacio de los saberes tradicionales, como por ejemplo en el Rabinal Achí (único texto de teatro prehispánico que se conserva en la actualidad), donde cada uno de los personajes repite el parlamento que ha escuchado del otro antes de avanzar en el suyo. 

En este texto que indico se observa una característica propia de las lenguas prehispánicas, heredada de las lenguas clásicas (latín y griego, principalmente): la cantidad vocálica, elemento constitutivo fundamental del verso poético frente a la rima propia del castellano y demás lenguas romances. Este aspecto me es particularmente llamativo e interesante a la hora de que sea incorporado a la música de autor. Por esta razón, es importante conocer y asimilar el ritmo natural de las lenguas mexicanas, en peligro de extinción, de manera que queden plena y verazmente incorporadas en el nuevo tejido musical. Me interesa mucho este aspecto a desarrollar también en la creación (por ejemplo en los versos en zapoteco).  A destacar también es el uso de frases rituales y fijas que aportan períodos rítmicos a la expresión.

En relación al aspecto modal, comenta Carlos de Montemayor: “En los rezos sacerdotales tradicionales suele presentarse también una notación musical, particularmente en una escala pentafónica… El carácter mnemotécnico del verso se ha apoyado en ritmos, melodías, percusiones o incluso signos” Procesos básicos en la composición poética de estos rezos y plegarias son la sustitución, la ampliación o contracción, la dislocación y la separación que se transmite al ámbito del recurso musical. 

La banda sonora se genera a partir de materiales que he ido recopilando de la Fonoteca y no quiere ser un elemento secundario, sino conformar un todo con la parte acústica. 

Como parte del material forman parte, entre otros, los conjuros tzotziles y los rezos sacerdotales mayas. De esta manera se produce un sincretismo entre los rezos cristianos y los prehispánicos y entre la expresión musical latina y la prehispánica. 

Entrando más a fondo en el trabajo que he realizado, toman preeminencia, entre otras influencias, el texto del Rabinal Achí, los cantos de jʼmeen, canciones indígenas como Laumen o El Coyote, el Baile del Tun. Especial importancia tiene también el estudio de De Cómo una Letra Hace la Diferencia sobre las obras polifónicas en Náhuatl del compositor novohispano, aunque nacido probablemente en España, Hernando Franco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s